Educar para la Paz Interior 


Otra Manera de Ver, a través del AMOR INCONDICIONAL 

En la medida en que cada persona busque la Paz en su 

Interior, la Paz reinará en el mundo

     Educar para la Paz Interior habla de la expresión del Amor en ti mismo, y a través de Tí, en la educación, en el mundo... 

      Es el reconocimiento de que la Paz está dentro de cada ser humano. Desde ese lugar, es imposible educar para la Paz, porque no se puede enseñar lo que ya Somos.

    Despertar a esta Realidad es el objetivo de la existencia de todo ser humano.            

     Para cambiar nuestra manera de ver es necesario una transformación personal que nace de la observación de nuestros pensamientos, emociones y actitudes.

      Se trata de entrenar nuestra mente para llegar darnos cuenta y experimentar que somos nosotros los que creamos cómo nos sentimos, independientemente de lo que parezca suceder afuera, en el mundo.

       El poder nace de mi interior, no hay nada ahí fuera en el mundo que pueda determinar cómo me siento.

       "De mi Paz mental nace una percepción pacífica del mundo" UCDM.

        Empezamos con nuestros pensamientos para después poder extenderlo hacia afuera.

        Cuando te conectas con ésta Fuente interior de Paz observas, aunque sólo sea por un instante, que PUEDES VER EL MUNDO DE OTRA MANERA, con los ojos del Amor sin condiciones.

        Para transformación interior primero hay que amarnos, tal como somos, con nuestra dualidad, nuestras sombras y nuestra luz. Un segundo paso es elegir lo que quiero: el Amor, sólo el Amor.  Y éste paso te lleva a un tercero que es sentir la Unidad con todos y con Todo. 

Y a través de mi transformación, y sólo así, es cuando sin darme cuenta todo cambia, puedo ver el mundo de otra manera, con los ojos del Amor total.

        La reconciliación con nosotros mismos, la aceptación de la vida "tal y cómo es", y el agradecimiento, son herramientas que nos llevarán a Ver y disfrutar de una vida plena y feliz.





"Quien mira hacia fuera sueña, quien mira hacia dentro despierta"

                                                                                                       C. Jung