Educar para la Paz Interior 

   MODELO  PEDAGÓGICO



"De   la   BILATERALIZACIÓN  a  la

INTEGRACIÓN     CEREBRAL"

SOMOS   LO   QUE  PENSAMOS

     El modelo educativo actual favorece el predominio del hemisferio izquierdo: la razón, la lógica, lo concreto, la acumulación de contenidos... Esto supone una visión sesgada y un aprovechamiento de tan solo un 10 % de nuestra capacidad cerebral.

    El hemisferio derecho abarca nuestro mundo emocional, creativo, abstracto, inconsciente... nos ofrece una visión de conjunto frente al hemisferio izquierdo que nos ofrece una visión lineal en el tiempo, objetiva y consciente. 

    Ambas partes nos construyen, ambas son necesarias. Pero nuestra visión sesgada bilateral, separada de nosotros mismos, debe  caminar  poco a poco hacia una integración total de nuestro cerebro incluyendo un pensaminento holístico e intuitivo.

     Esta integración, ésta unión de ambos hemisferios nos llevará, si así lo elegimos,  a transcender la realidad humana y llegar a conocernos completamente.

    Investigaciones recientes demuestran nuestra plasticidad cerebral: EL CEREBRO PUEDE CAMBIAR SI ASÍ LO ELIGES. La autoindagación en nosotros mismos y la profundización en el conocimiento de nuestro hemisferio derecho nos llevará a una mirada al Alma para VER EL MUNDO DE OTRA MANERA.

   Educar para la Paz Interior está basada en la Pedagogía del Amor, una pedagogía inclusiva, abierta y flexible que acepta e incluye cualquier propuesta que lleve la paz, la felicidad, la alegría y el bienestar interior a cualquier escuela, familia o institución.

    El modelo pedagógico que despierta educar para la Paz interior es un modelo que incluye el desarrollo integral del Ser humano, donde la educación se convierte en un proceso de construcción desde el interior de cada persona hacia afuera, y no al contrario.

    El desarrollo integral, tiene en cuenta la armonización de los hemisferios izquierdo y derecho, la inteligencias múltiples, la inteligencia emocional y la inteligencia espiritual.

    Desde ésta mirada interna, llegamos a la educación del Ser  que integra todos los aspectos: físico, emocional, social y espiritual del Ser humano cómo una Única realidad. Abandonamos nuestra ancestral idea de sentirnos separados o incompletos y comenzamos a crear algo nuevo desde el Ser único y completo que Somos.

   Este cambio o transformación personal, nos llevará a crear comunidades educativas cimentadas en personas desarrolladas plenamente, con una apasionada capacidad de amar: amarse primero a si mismas, para así después, poder extender el amor hacia afuera, hacia todos y hacia Todo.

     Educar para la Paz interior es tarea de todos, porque implica reconocer y aceptar la total responsabilidad acerca de mi mismo.      

 El cambio comienza en Uno mismo

     "Había una vez un incendio en un bosque, todos los animales huían desesperados, pero  sólo un colibrí hacía el camino contrario. Con su pico tomaba agua de un lago cercano y la   arrojaba al fuego. Un animalito asustado e intrigado por su manera de actuar le preguntó:   -Colibrí, ¿en realidad crees que puedes apagar el incendio?. El colibrí le respondío:  -Estoy seguro de que yo solo no puedo apagarlo, pero yo , hago mi parte."                                                                               Fábula tradicional


  "No nos será difícil transformar la sociedad si apuntamos en la dirección justa: hacia la conciencia, la educación, la formación humana de maestros y una revolución educacional que a su vez apunte hacia la armonía de nuestras personas interiores... Es muy probable que termine imponiéndose la evidencia lógica de que la educación es la clave al cambio masivo de conciencia."                                            Claudio Naranjo